lunes, 8 de agosto de 2016

Pensamientos encontrados (IV)

Y la vida te sacude. En un segundo. Solo es un segundo. Todo cambia de prioridad. Todo lo que parecía importante ya no lo es en absoluto. No hay voz, ni melodía que te tranquilice. Quieres silencio. Buscas silencio. Silencio para estar contigo a solas. Silencios que te hacen sentir en soledad. Dan tranquilidad pero también asustan. Silencios para buscarte. Silencios para encontrarte. 
La vida te voltea. Todo lo establecido se tambalea, se pone patas arriba y te hace ver lo que verdaderamente duele en tus entrañas. Duele hasta hacerte dudar de esa fortaleza que creías tener. Pero, sin embargo, te fortalece en las raíces. En lo que de verdad importa. En lo sustancial de la vida. En lo que está en tu día a día y dejas que se convierta en rutinario. En la rutina que anestesia lo vital. La anestesia de la comodidad, la anestesia del miedo. La anestesia que nos hace deambular pensando en un mañana que es idéntico al pasado, en un mañana que siempre es presente.
No sabes donde estás. Estás aturdido. La sacudida ha sido bestial. Vuelves a la casilla de salida y te toca jugar, te toca apostar. No juegues a lo loco te dices. Pero juega, y vive. 
Los suelen llamar despertares.


*Para entender el origen de estos pensamientos encontrados ir a la entrada del 26 de agosto de 2015.

viernes, 6 de mayo de 2016

Coaching de Equipos - Easo Junior

El pasado mes de julio realicé en la Universidad Florida de Valencia el curso de Coaching de Equipos y otros enfoques bajo la dirección de María Ruiz de Oña (ver entrada del 8 de agosto de 2015) El aprendizaje más importante que extraje del curso fue el de “estar”,  estar en el proceso, hay que tener conocimiento y preparación, obvio, pero sobre todo hay que estar. Estar a lo que sucede, a lo que requiere cada situación, cada momento. Y este aprendizaje ha sido valiosísimo ya que me ha ayudado mucho a adaptarme a la realidad de cada momento. Nos preparamos para tener las respuestas, las herramientas concretas, para no fallar, para parecer que lo sabemos y controlamos todo.  Y así visualizamos el proceso en el que queremos participar. Pero el proceso tiene su propio sistema que lo mueven las personas que lo componen y que nosotros debemos procurar acompañar.
He tenido la suerte de compartir esta temporada con el Junior A del Easo, que el miércoles finalizó su temporada con una brillante 9º posición en el Campeonato de España Junior, la mejor clasificación de la historia del club.  Ha sido un proceso en el que el principal trabajo ha estado en el acompañamiento a su entrenador Alberto Ausin.
Los procesos de equipos, como es lógico, los solemos unir directamente al trabajo con el grupo pero desde el punto de vista del coach el trabajo directo con el entrenador es de gran impacto ya que es el entrenador quien más contacto tiene con el propio equipo y el trabajo diario del entrenador cae como la lluvia sobre los jugadores, se esparce de una manera más continuada. Por eso comentaba al principio que en los procesos hay que estar y moverse en función de lo que requiere el propio sistema del grupo ya que podemos entender que un proceso de Coaching de equipos debe tener una intervención directa sobre el equipo pero, en ocasiones, el equipo ya tiene generada una dinámica de funcionamiento y el trabajo tiene que centrarse más en otras áreas.
En este proceso, como decía, el principal trabajo ha sido el acompañamiento a Alberto en su labor de gestionar al equipo y sacar su máximo potencial y de crecimiento como entrenador y, ligado a ello, su crecimiento personal. Ha sido un proceso en el que yo también he aprendido mucho y en el que las conversa(c)iones han ido siendo transformadoras. También se han realizado intervenciones con el equipo en momentos concretos. Un equipo que tenía como principal virtud el conocer cuales eran sus fortalezas y cuales eran las áreas que debían trabajar si querían conseguir sacar su máximo rendimiento. Y esto para mi demuestra que han sido un equipo. Como todos los sistemas integrados por personas han tenido sus lagunas, sus momentos de dudas, pero creo que el broche final en el Campeonato de España define mejor que nada qué tipo de equipo han conseguido ser.
Por terminar quería darle las gracias a Alberto. En él he encontrado una persona honesta, sincera, trabajadora, con muchísimas ganas de crecer y de aprender y, sobre todo, muy pasional. Siente  y transmite pasión por el baloncesto, por entrenar y siente pasión por sus jugadores. Sufre y goza con ellos. Me encanta recalcar lo de la pasión porque creo que es una de las características fundamentales que debe tener una persona, y mas en un entrenador que tiene el objetivo de liderar un grupo de personas y convertirlo en un equipo. Si hay pasión encontraremos muchas cosas, sin pasión nos faltarán muchas. 
Aquí os dejo el enlace a la crónica escrita por el propio Alberto.


Muchas gracias al Easo por darme esta oportunidad y gracias especialmente a Alberto.

PD: Alberto te tomo prestada la foto.


miércoles, 4 de mayo de 2016

Pensamientos encontrados (III)


Momentos en que se cruzan los extremos de la vida. El crecimiento aún imperfecto en su esplendor y el declive deshonesto y traicionero. Ambos con sus sonrisas y sus lágrimas. Desde el momento en el que nos creemos invencibles hasta el momento en el que somos totalmente vulnerables. Y la unión entre esos extremos es el camino en el que tenemos la obligación de construir nuestra felicidad. Cada uno la suya. La que busquemos. O no. Sin felicidad. Con melancolía. También vale. Pero al menos seamos actores principales de esa historia. Mirarla fijamente y agarrarla. No apartar la mirada. Ese trayecto nos pertenece. Te pertenece. Me pertenece. Vivámoslo. Un segundo, un minuto, una hora, 24 horas al día. Lo que queramos / podamos. Una sonrisa, una mirada, un gracias, un abrazo, un beso (o algo más..), una canción, una película, un vino, un paseo, un sueño (consciente o inconsciente) un momento de reflexión, compartido o en solitario... Ser fiel al actor principal que merece nuestro guión. Todo llega y todo pasa, al menos, intentemos disfrutar entre la llegada y la salida. 

*Para entender el origen de estos pensamientos encontrados ir a la entrada del 26 de agosto de 2015.

viernes, 8 de abril de 2016

Un paso más

Semana intensa y agotadora la que ha terminado hoy. Trabajo, sesiones de coaching, eventos, partidos que ver, estudiar para el Master, conversaciones enriquecedoras, escuchar y aprender...y mi preciosa familia...y llega el viernes a las 20.40 y toca correr. Sí, toca entrenar. Pereza de las verdaderas. Perezón. Cansancio de ese que te deja anclado en el sofá. Y tu cuerpo y tu menta se empiezan a poner de acuerdo "mañana mejor, hoy imposible, estoy agotado..." pero ¿mañana cuando? mañana también hay cosas para hacer, mañana también aparecerán las mismas excusas...Y click, solamente es un momento, son segundo, que hacen que tomes un camino u otro, tú decides ¿Cuál es tu motivación? ¿Pesa más la pereza o el motivo que te lleva a entrenar? Pantalón, camiseta y zapatillas y saliendo por la puerta. A los 10 minutos ya estoy feliz de haber vencido la pereza. 
A los 2,5 km llego a la preciosa playa de Ondarreta (San Sebastián - Antiguo) y decido parar. Bajo a la playa desierta. Me acerco al mar. Me acerco a la orilla pero en mi cabeza siguen a todo tren los pensamientos: esto está pendiente, el lunes tengo muchos temas pendientes, hay que preparar las sesiones del domingo, mañana estoy con las niñas, en el Master tengo de plazo hasta mañana para entregar esto...Respiro hondo y el ritmo de las olas empieza a calmarme, estoy aquí, sigo el ritmo de las olas. El olor al salitre me transporta a los años en los que paseaba más a menudo por aquí, era / es mi guarida, donde puedes ver el horizonte y sentir que todo puede tener salida. La playa está a 5 minutos de casa de mis padres y me ayudaba a refugiarme en los momentos tristes y disfrutarla en los más felices. ¡Cómo me he reído cuando he recordado aquellos momentos en los que lo más trágico era que una chica no te devolviera una llamada! ¡benditos problemas olvidados! Han sido 5 minutos de estar presente, eso que ahora llamamos mindfulness. Estado presente desde el que he vuelto a mi adolescencia y mis primeros años de juventud. No necesito inventarme una guarida amigos de Vetusta, mi guarida sigue ahí tan preciosa como siempre. 
Vuelta a rodar hacia casa. Más feliz. Hoy yo también me he vuelto a demostrar del poder de nuestra mente. Hoy también he dado un paso más.

viernes, 25 de marzo de 2016

Johan Cruyff en mi vida


No soy de la quinta que tuvo la inmensa fortuna de ver jugar a Johan pero sí de una quinta que ha visto el fútbol tremendamente influenciado por su obra en el FC Barcelona.
Mis recuerdos sobre Johan se remontan a unos vídeos de colección que solía ver antes de ir a jugar mi partido de fútbol. Me sentaba después de comer en el salón y veía a aquel flaco hacer ese regate de engaño por la espalda y luego me intentaba visualizar haciendo ese gesto. Me encantaba verle en aquellas imágenes, con esa pinta de jugador bohemio elegante, dulce en su toque, dinámico, con un cambio de ritmo vertiginoso y con una imagen que representa el puro liderazgo y el paradigma de un jugador con carisma. 
Luego los recuerdos me transportan a mi cuarto repleto de fotos del "dream team", con Guardiola a la cabeza que me encandilaba con su juego de cirujano. Ese equipo liderado por el mismo flaco holandés que hablaba raro pero que lanzaba los mensajes con extrema claridad. Desprendía una confianza brutal y una creencia absoluta en sus ideas. Leía que Guardiola en las declaraciones tras conocer su muerte hablaba de lo importancia que le daba al instinto. También Andoni Zubizarreta hablaba de la responsabilidad que trasladaba al jugador. El crecimiento de cada jugador siendo consciente de su responsabilidad. 
Tengo que reconocer que en los últimos años terminé desencantado con muchas de las decisiones que tomó pero con el tiempo he ido comprendiendo que la relación con los genios, desde cualquier punto de vista, siempre es complicada. Me quedo con los momentos que pasó en mi casa, de incógnito, sin que él lo supiera, intentando enseñarme más sobre este deporte que tanto me apasiona. Igual que en mi casa entró en la de muchísima gente que desde que se conoció su fallecimiento está dejando constancia de la influencia bestial que ha tenido este jugador y entrenador adelantado a su tiempo. 
En alguna otra entrada ya lo he comentado, cuando nos dejan personas que, aun quedando tan lejos de nuestros entorno, han influido en nuestra vida de manera tan importante, es como si una parte de nosotros se fuera con ellos, parte de nuestra juventud que ya no volverá y que ya es historia, historia bonita pero historia y eso siempre genera una profunda tristeza y emoción .
Gracias y hasta siempre Johan!

domingo, 14 de febrero de 2016

Triumph and Disaster

Llevo unas tres temporadas trabajando con futbolistas con proyección de llegar al fútbol profesional. Poco a poco he podido ir viendo como algunos van debutando en categorías profesionales y poco a poco también  estoy descubriendo la injusticia de muchísima gente, muchos supuestamente, aficionados entendidos. 
Sinceramente, nunca había pensando en escribir un post de este tipo porque un jugador tiene que trabajar para adaptarse de la mejor manera al rol que le toque dentro del equipo, uno de los objetivos que más y mejor se pueden trabajar en un proceso de Coaching. Pero me rebelo contra los san benitos, los clichés, las descalificaciones personales, las críticas sin datos, la mera opinión sin contraste. No, no me parece justo. Como en todo hay filas y fobias, y si a Cristiano Ronaldo le pitan en el Bernabeu cualquier cosa puede pasar. Ahora vendrán los salvadores del aficionado tradicional para defender lo indefendible, que si el fútbol es así, que entra dentro de lo que es el fútbol...pues para mí no. Y como tengo esta vía para defender lo contrario, lo hago.
A cada uno de los jugadores con los que trabajo les intento acompañar en este difícil camino que es el deporte profesional y en este camino las críticas hay que respetarlas y aguantarlas pero para mi, como he dicho, las críticas injustas son puñaladas que atentan más contra la persona que contra el profesional. Y ahí levanto mi voz porque esos jugadores son ejemplos para mi, son personas que demuestran una valentía en enfrentarse a sus limitaciones, a su miedos y a sus obstáculos que la inmensa mayoría de los apoltronados aficionados no tienen, supuestos aficionados que se cagarían solo con enfrentarse a una ínfima parte a lo que se enfrentan estos fenómenos.
Yo os admiro, sois un grandísimo ejemplo. Seguid luchando por vuestros sueños a pesar de todos estos obstáculos. La mayor victoria la tenéis en vuestro propio esfuerzo, en vuestro propio sacrificio, en superaros a vosotros mismos, en no dejar de luchar por esos sueños que tanto deseáis. Esos que hoy os admiran y os aplauden, mañana os pueden criticar y los que hoy os menosprecian mañana os alabarán. 
Por ello, en este camino me gusta recordar la frase del poema If de Rudyard Kipling que preside la entrada a la pista central de Wimbledon (foto)

If you can meet with Triumph and Disaster
And treat those two impostors just the same


miércoles, 27 de enero de 2016

Pensamientos encontrados (II)

Y entonces paras y estás. Simplemente estás. No buscas. No esperas que pase nada. No es ayer, ni mañana, solamente es ahora. Ni pasado, ni futuro, solo presente. Este momento. No hay más pensamientos que el ahora. No hay más futuro que este momento. En este momento construyes el futuro. Desde aquí, desde ahora. Y otra vez te vas, te cuesta mantenerte presente. Tus pensamientos te quieren llevar al pasado, al futuro, pero vuelves al aquí y ahora. Y ese esfuerzo te hace sentir que estás vivo. porque al buscar el ahora ya estás presente. Y simplemente no quieres más porque este momento te hace sentir, este momento es el que te hace respirar. Este momento es vida. Es la vida. Es tu vida. Eres tú.

*Para entender el origen de estos pensamientos encontrados ir a la entrada del 26 de agosto de 2015.